Artículos

Artículo: ¡Solo prepárate, la oportunidad llegará cuando menos lo esperes!

Por Deydi Ortega*

Todos soñamos con nuestro primer viaje al extranjero, mi caso, no fue la excepción. Siempre quise tener una experiencia fuera de mi país, que me permitiera no solo conocer otros lugares, culturas y personas; sino también una experiencia que abonara a mi desarrollo profesional y personal.

Con el anhelo de vivir esa experiencia, busqué oportunidades que atendieran mi interés; meses de búsqueda y preparación fueron necesarios para ello; postulé a algunas sin recibir respuesta; algo no tan extraño para la demanda de estas oportunidades, mayormente las que están orientadas a personas de bajos recursos, como es mi caso; en otras, logré llegar muy lejos pero no lo suficiente como para hacerlo realidad, pero hubo una que me dio la respuesta esperada, The Fund For American Studies (TFAS), el programa que me permitió volar por primera vez hacia el sur. El TFAS es una organización estadounidense sin fines de lucro, la cual desarrolla dentro de sus programas internacionales el Institute for Leadership in the Americas (ILA), que se desarrolla en la Universidad de los Andes, en Santiago de Chile. Fue ese programa, que por medio de una beca otorgada por el TFAS y con el apoyo de mi familia, logré cumplir el primero de mis más grandes sueños, representar a mi país en un programa de intercambio cultural y académico.

Deydi1

Deydi exponiendo sobre el Gobierno de El Salvador en el ILA 2017.

Al principio me dio temor viajar sola, ya que nunca antes lo había hecho, ni tampoco había viajado más lejos que del territorio centroamericano. En estas condiciones, me aventuré, iniciando mi recorrido con una escala en Panamá, para luego llegar en las primeras horas de la madrugada a mi destino, Santiago. Siguiendo con un poco de miedo aún, decidí esperar hasta la mañana para tomar un Transvip, que de hecho me fue recomendado por la primera chilena con la que sostuve una conversación e identifiqué que en Chile no se habla español, se habla chileno “¿cachai?”[1];  además, con ella tuve la oportunidad de por primera vez hablar de mi país, porque de hecho ella no sabía ni siquiera que existía un país, en su mismo continente, bañado por las mismas aguas del océano pacífico, llamado El Salvador. Esa fue mi primera experiencia, explicar nuestra existencia como un país, pequeño, pero al final, igual de soberano que los más de 194 países al rededor del mundo.

Llegué al Hotel Diego de Velázquez por la mañana, donde me hospedaría durante las tres semanas de estancia del programa y donde conocí en principio a Andrea de Nicaragua, a Jelena de Serbia y a Shiyun Wen de China, siendo ésta la primera experiencia en la que tuve que hablar inglés y donde por primera vez viví las diferencias culturales y lingüísticas que aún en la misma región tenemos, porque de hecho todo el programa, desde las conversaciones con los compañeros, las clases y los exámenes fueron desarrollado en inglés, debido a la diversidad de países participando en él.

Durante las tres semanas de mi estancia en Chile, tuve la oportunidad de desarrollar el programa ILA en la Universidad de Los Andes, donde nos impartieron cursos sobre filosofía, negocios latinoamericanos, historia y realidad política chilena; impartidos tanto por profesores estadounidenses, como expertos chilenos en cada uno de estos temas.

Deydi3

Algunos de los participantes del ILA 2017

Dentro de las actividades extracurriculares que incluye el programa, tuvimos la oportunidad de visitar el Palacio de la Moneda, donde conocimos el proceso político en el que ha transitado Chile desde el golpe de Estado de Salvador Allende y la dictadura de Augusto Pinochet; además el Congreso de Chile, ubicado en la Ciudad de Valparaíso, una de las principales ciudades turísticas de la república y que alberga las principales muestras de la cultura chilena, como La Sebastiana, que es la casa de Pablo Neruda y que relata en su poema que lleva el mismo nombre; además, visitamos el Teleférico de Santiago, ubicado el Cerro San Cristóbal, uno de los picos más altos desde los que se puede apreciar la enorme y bella Ciudad de Santiago.

Por otra parte, además de lo que aprendí y disfruté como parte del programa, mi estancia en Chile fue demasiado interesante, ya que por ser uno de los países más diversos de la región, se puede apreciar diferentes tipos de ecosistemas; al norte, por ejemplo, encontramos una de las zonas más desértica, pero al sur es una de las regiones más frías del continente, además de ser un país con hermosas playas como Viña del Mar.

Con el grupo de amigos del programa visitamos Cajón del Maipo, una zona con un paisaje impresionante; además, caminamos por los suburbios del centro de Santiago visitando el rascacielos más alto de Sudamérica, el Costanera; así también, dentro de las actividades que se pueden realizar hasta altas horas de la noche es visitar los interesantes museos que se encuentran en la metrópoli, como el Museo de los Derechos Humanos, el pueblito de los Dominicos, los parques (en los que la mayor parte del tiempo se programa actividades como Cine al aire libre), hasta las discotecas donde la mayor parte de su repertorio es música chilena. Lo interesante es que se puede realizar muchas actividades en un solo día, ya que algo sorprendente para mí, al ser mi primera vez lejos de mi país, fue el cambio de horario, debido a que en Santiago en época de verano oscurece hasta después de las 9 de la noche, por lo que el día puede ser muy aprovechado en múltiples actividades. Siendo mi primera experiencia en Chile, lo considero demasiado interesante como para quedarme con una sola visita, hay muchas cosas por explorar en este bello país, aún.

ILA como un programa del TFAS, ofrece becas que cubre los gastos  de todos los  curso en la Universidad de Los Andes, una de las Universidades más prestigiosas de Chile y la cual otorga al finalizar en programa, 3 Unidades Valorativas con las respectivas calificaciones, para que puedan ser tomadas en cuenta en la Universidad de don donde proveniente los estudiante;  hospedaje durante todo el desarrollo de programa en un hotel 4 estrellas, justo en el centro de Santiago; alimentación y transporte diario del hotel a la universidad, además de todas las actividades extracurriculares programada, siendo un programa bastante integral.

D4

Recibiendo Diploma de Participación.

En este sentido, ser parte del ILA 2017 me ha permitido, además de la experiencia vivida durante esas tres semanas, tener una red de amigos de diferentes países del mundo con los que compartimos nuestras nuevas experiencias y con quienes además discutimos temas de interés global, lo que como internacionalista he aprovechado para comprender a profundidad la realidad política, económica y social del sur, mayormente.

[1] Uno de los chilenismos más usados en este país, que significa “¿comprendes?”.  

*Licenciada en Relaciones Internacionales, es ex becaria del Programa Supérate, ha trabajado como Técnico de Gestión de Cooperación y Gestión y Monitoreo de proyectos en diversas organizaciones. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s